Referentes de UNIÓN PARA VIVIR MEJOR manifestaron su preocupación ante el avance injustificado y arbitrario de los representantes del Gobierno Provincial sobre el funcionamiento de la Vocalía por la Minoría ante el Tribunal de Cuentas de la Provincia a cargo del Dr. Javier Stoessel.

La preocupación se desató por el nombramiento de un Jefe de Auditores en la Vocalía del Dr. Stoesssel apartándose del criterio histórico de designación y avasallando derechos laborales de los profesionales del área.

Cabe destacar que además se conoció un comunicado de la “Asociación del Personal de los Organismos de Control (APOC -CGT) manifestándose en alerta ante estos acontecimientos que perjudican claramente el funcionamiento del órgano de control provincial.

Desde la UNIÓN PARA VIVIR MEJOR manifestaron todo su apoyo y acompañamiento a la postura del Vocal en el Tribunal de Cuentas y de los trabajadores del Organismo.

Siendo que se ha designado para comandar el área de la Vocalía de la Minoría a una persona que no resulta ser del sector donde se produjo la vacancia, apartándose de un criterio histórico y además siendo esa Vocalía donde se han generado recientes denuncias e investigaciones a funcionarios públicos, nuevamente se estima que dicha medida tiene como objeto entorpecer o de alguna forma manipular el funcionamiento del área, castigando a quienes han trabajado responsablemente con el Vocal de la minoría.

Desde UPVM recordaron al presidente del Tribunal de Cuentas de la Provincia que el Organismo se ha destacado por guardar silencio durante todos estos años ante el avasallamiento de las instituciones y la opacidad de las cuentas públicas de modo tal que todo manejo que se realice en pos de evitar el normal funcionamiento del Organismo y en particular de la Vocalía de la Minoría política será denunciado ante todas las instancias nacionales e internacionales.

El Diputado Provincial Alberto Lozano remarcó que es importante destacar que en el marco de la violación sistemática de las normas por parte de quienes administran los fondos del Estado, el deber de los funcionarios y empleados de ejercer el control no puede ser claudicado ni de ninguna forma obstaculizado.

“En épocas de tanto sufrimiento como le viene tocando vivir a esta provincia, prácticas como las que se denuncian, no contribuyen a la transparencia del funcionamiento de los Órganos de control ni a su independencia y colocan al ciudadano en un sensación de indefensión ante el avance del estado sin control”, destacó la Diputada Roxana Reyes.

Por su parte el Diputado Daniel Gardonio pidió a las autoridades del Tribunal de cuentas reconsiderar la medida y tener en cuenta las denuncias realizadas por la Asociación Gremial de Trabajadores quienes deben encontrarse plenamente acompañados en la función que desempeñen desprovista de connotaciones políticas sino eminentemente técnicas.