Roxana Reyes contestó las declaraciones del Ministro de la Producción Leonardo  Álvarez y criticó fuertemente al Gobierno Provincial por la falta de gestión que tiene a Santa Cruz totalmente paralizada.

“Gobiernan Santa Cruz hace 30 años y la provincia no tiene industrias ni empresas produciendo además de una ausencia de gestión de políticas públicas, de inversiones y de trabajo genuino, lo que repercute en la calidad de vida de los vecinos. Es perverso el estado  de nuestra  Provincia con las riquezas propias con las que cuenta distribuidas en el segundo territorio más importante del país, con el menor índice poblacional; y uno de los mayores ingresos per cápita del País. No pueden eludir su responsabilidad de la falta de industrias, inversiones y fuentes de trabajo. Sólo extraemos  y vendemos materias primas sin procesar, vamos agotando los recursos sin agregar valor” destacó la diputada provincial.

Reyes consideró que lo que frena el desarrollo de Santa Cruz y la llegada de inversiones y obras es “LA PÉSIMA GESTIÓN DE ESTE GOBIERNO”.

“Álvarez necesita hablar de Costa y culpar a otros porque se niega a reconocer la ineficiencia de su gestión, gestión que no hizo crecer el turismo, la minería , la pesca, la industria el petrolera o cualquier otra actividad productiva en la Provincia” subrayó.

Por otra parte explicó que su trabajo en el Congreso de la Nación, será promover leyes que contribuyan al desarrollo de los recursos de Santa Cruz: “Impulsaremos leyes que tengan como eje motorizar la actividad económica productiva para que los recursos minerales, el petróleo, la fruta fina, la carne, la pesca y la lana sean explotados y comercializados con criterio sustentable para garantizar su aprovechamiento  a las generaciones futuras” agregó.

Reyes fue categórica y sostuvo: “nuestra Provincia podría vivir de los recursos hidrocarburíferos, pero los entregaron a precio vil a sus amigos y socios. Nuestra Provincia podría vivir de la pesca, pero tantos negocios hicieron que termináramos subsidiando a la pesca y a la industria pesquera. Nuestra Provincia podría vivir del turismo, pero se quedaron con los hoteles y demás empresas. Nos vendieron el cuento de la Zona Franca y negociaron los beneficios para ellos”.