El diputado nacional de Cambiemos, Héctor Roquel, sostuvo que el Gobierno Nacional “no puede ofrecer un aumento salarial a los docentes”, ya que el empleador es el Gobierno de Santa Cruz. “Lo que se hizo es un aporte extra para mejorar la situación educativa en Santa Cruz”. Más adelante, indicó que el Gobierno Provincial “sembró desconfianza en muchos sectores y por ello no hay un diálogo sincero”.

Héctor Roquel, diputado nacional por Cambiemos, señaló este domingo que para arribar a una solución en el conflicto docente en nuestra provincia “cada parte debe ceder”, al tiempo que sostuvo que el actual Gobierno Provincial “sembró desconfianza en muchos sectores y por ello no hay un diálogo sincero”. 
“Nación no ofrece un aumento salarial a los docentes de Santa Cruz, el Gobierno Nacional hizo un aporte extra y ello significó un 4%. Lo que hizo hasta aquí (el Ministerio de Educación de la Nación) es colaborar con un parte extra (de fondos) para mejorar la situación educativa”. 
Seguidamente, el ex intendente de Río Gallegos recordó que ADOSAC y AMET hoy cuentan con una oferta de incremento salarial del 4%, “pero Provincia había ofertado un 3% y en caso de haberse mantenido ese porcentual, hoy habría un 7% y esto no es así”, apuntó.
Acto seguido, remarcó que en la paritaria docente “el Gobierno Provincial actúa con argucia y algunos medios se prestan a esto mediante títulos que dan cuenta que Nación es la que ofrece ese monto”. 
 “En conflictos de estas características, cada una de las partes debe estar dispuesta a ceder un poco en su postura para arribar a un acuerdo. Pero debe haber sinceridad y si se esconde información, el diálogo no será fructífero”. “En Santa Cruz vemos que se recibe dinero para educación y esos aportes se pagan muchos días después, sin mediar ninguna explicación. Este Gobierno ha tenido la habilidad de generar desconfianza en todos los sectores sociales, ha generado desconfianza y por ello no hay un diálogo sincero”. 
De Vido
La semana pasada, en la Cámara de Diputados de la Nación se  intentó expulsar a Julio de Vido  por “inhabilidad moral”, pero no se logró la mayoría necesaria para alcanzar ese objetivo. 
Hector  Roquel recordó  que  “había 4 expediente que pedían la exclusión de Julio de Vido por inhabilidad moral para ocupar ese lugar. No es lo mismo estar denunciado, procesado o imputado, un procesamiento se da cuando la Justicia tiene pruebas de que existieron irregularidades”, dijo en relación a la situación judicial del ex ministro de Planificación Federal. 
Más adelante, el diputado radical expresó que el intento de apartamiento del kirchnerista “se lo hace por un artículo de la Constitución Nacional que establece esta potestad a la Cámara de Diputados, hay que aprobarlo con una mayoría calificada de dos tercios y esos votos no se obtuvieron para que quede excluido”, recordó y apuntó que a pesar de no alcanzar las voluntades necesarias, “lo de la cámara sirve para ir sembrado valores, que es lo que perdimos como sociedad”. 
“Creo que la inhabilidad moral no se da a partir de una determinada fecha, de los 90 y tantos legisladores que hablaron en aquella sesión, ninguno dijo que el Arq. Julio de Vido tiene habilidad moral para estar en el congreso, nadie lo defendió, él solo asumió su defensa y, en una actitud extorsiva, dijo que es el responsable de las órdenes de Néstor y Cristina junto con los gobernadores, intendentes y legisladores. No asumió su responsabilidad, sino que se la trasladó a otros y esto lo entendí como una amenaza”, concluyó Roquel.