Son los fondos que YCRT y la Municipalidad de Rio Turbio le “adelantaron” a una empresa para realizar una obra que nunca se hizo. La firma contratista que recibió el dinero tiene como apoderada a Romina Mercado, hija de Alicia Kirchner.

Todo empezó en junio de 2015 cuando YCRT y la Municipalidad de Río Turbio, junto a la empresa Fainser SA -cuya apoderada sería Romina Mercado, hija de Alicia Kirchner y sobrina de Cristina Kirchner- anunciaron un convenio para realizar trabajos de “Readecuación Avenida Y.C.F” (ruta complementaria 20) por un total de $ 494.235.200,00. Pero la obra nunca comenzó, pese a que se pagaron 50 millones de pesos de adelanto.

El Concejal Samir Zeidán remarcó que tanto Pérez Osuna, que fue titular de YCRT como el ex intendente y ahora diputado Matias Mazú son responsables del faltante de 50 millones de pesos, de los sobreprecios y el saqueo que se llevó adelante en la Cuenca Carbonífera.

“El pago de un adelanto para realizar una obra resulta una locura, como también lo es el monto total de la obra que ronda los 500 millones de pesos”, remarcó Zeidán.

Hace pocos días el Juez Federal Daniel Rafecas realizó un allanamiento en la Municipalidad de Río Turbio en búsqueda de información para la causa. Según pudo saberse se llevaron copias de los convenios y material relevante para la causa.