Trazando un paralelismo con la normativa nacional que establece la periodicidad con la que el jefe de Gabinete debe asistir al Congreso de la Nación para dar cuenta de la gestión y responder preguntas de los diputados y senadores, el diputado provincial Santiago Gómez (UPVM) impulsa que en Santa Cruz ocurra lo mismo.
Debido a que la Jefatura de Gabinete no desapareció del organigrama provincial, el diputado por Río Gallegos presentó ayer un proyecto de ley, al que tuvo acceso La Opinión Austral, que establece que “el ministro secretario a cargo de la Jefatura de Gabinete de Ministros debe concurrir a la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Cruz el cuarto lunes de cada mes o día hábil posterior para informar acerca de la marcha y los planes del gobierno y su ejecución. Asimismo, en dicha oportunidad debe producir por escrito o verbalmente los informes y explicaciones que le sean requeridos por los distintos bloques parlamentarios”. En este caso sería el ministro de Gobierno, Fernando Basanta.
En los fundamentos, Gómez recuerda que el Reglamento de la Cámara de Diputados, en su artículo 148, contempla la concurrencia voluntaria de los distintos ministros del Poder Ejecutivo, facultándolos a asistir a cualquier sesión que realice este Cuerpo legislativo y tomar parte en el debate, pero sin derecho a votar. “No obstante, la práctica señala que en los hechos ello raramente ocurre, a pesar de ser los ministros quienes llevan la voz del Ejecutivo”, indica el diputado radical.
Para el legislador este proyecto que propone plantear procedimientos más estandarizados de rendición de cuentas, “propugna una mejora institucional en ese nivel. Pues adopta un mecanismo de rendición de cuentas que se ancla íntimamente en torno a los sistemas de pesos y contrapesos que tiene el sistema político para supervisar y prevenir el abuso de poder, constituyéndose en un mecanismo reflejo al previsto expresamente por la Constitución Nacional en su artículo 101, pero adecuado al ámbito local”.
Considera que el hecho de que el ministro a cargo de la Jefatura de Gabinete “arrime de manera rutinaria y con habitualidad al Poder Legislativo Provincial el criterio del Ejecutivo, a través de un procedimiento específicamente reglado” es sumamente positivo, “no sólo para esta Legislatura, sino para todo el pueblo santacruceño”.