“Que se vistan de amarillos” los legisladores radicales que voten la reforma laboral de Macri

Así lo dijo el Presidente de la Convención Nacional de la UCR, Jorge Sappia. Criticó que hay puntos “inaceptables” en la reforma que pretende instrumentar el Gobierno nacional. Consideró que los legisladores radicales deben votar en función de los principios partidarios y “los que asuman otra posición que se vistan de amarillo”.

El dirigente cordobés cuestionó la reforma laboral que busca poner en práctica el presidente Mauricio Macri y, por otra parte, alertó sobre la realidad por la que está atravesando el centenario partido: “No tiene presencia y carece de protagonismo”, expresó.

El exsecretario de Trabajo de la Nación y presidente de la Convención Nacional de la UCR, Jorge Sappia, cargó duro contra la reforma laboral que quiere instrumentar el Ejecutivo nacional: “El proyecto habla de reducir las formas de cálculo de la indemnización por despido sin causa, ya que excluye del cómputo las bonificaciones, las horas extra y las comisiones”.

“Me parece que esto es inaceptable porque hay situaciones en las que las bonificaciones y las horas extra son habituales, y además las comisiones son normales en una enorme cantidad de relaciones de trabajo”, enfatizó el destacado abogado laboralista. También criticó la idea de reemplazar la indemnización por despido por un fondo de cese laboral porque “esto genera en el trabajador incertidumbre sobre su futuro laboral y no contribuye a darle la serenidad que debe tener en su puesto de trabajo”. Además esto “está en contra del interés del propio empleador porque un trabajador que tiene incertidumbre sobre su futuro no rinde como debería rendir”.

Sappia calificó como un “atentado a la lógica” decir que “se disminuye el costo de la indemnización de despido sin causa para que los empleadores tomen más trabajadores, ya que eso implica sostener que los empleadores toman trabajadores para despedirlos, lo cual no resiste el mejor análisis”. Y agregó: “Nuestro país está enrolado dentro de un concepto universal sobre el derecho al trabajo, que incorpora el principio protectorio de los trabajadores como base de la legislación laboral. Y así está en la Constitución Nacional, que establece que el trabajo en cualquiera de sus formas gozará de la protección de las leyes y, entre otras cosas, postula la protección contra el despido arbitrario”.

Radicales amarillos

Al ser consultado sobre ¿Qué postura deben tomar los legisladores radicales en relación a este proyecto?, Sappia respondió: “Los argumentos deben estar en línea con lo que estoy exponiendo. No hay otros argumentos posibles, son estos, que nacen de la tradición y de los principios de la UCR. Los radicales tienen que recordar que los constituyentes de la UCR son los autores del artículo 14 Bis de la Constitución Nacional y deben manejarse dentro de ese esquema. Los legisladores radicales que asuman otra posición que se vistan de amarillo”, aseveró el exministro de Trabajo de Córdoba.

 “Al radicalismo lo veo mal”

“Al radicalismo lo veo mal porque no tiene presencia, carece de protagonismo, no opina. Lo veo mal porque no está en donde debería estar, creo que hay una actitud de indiferencia desde los otros integrantes de la coalición parlamentaria hacia el radicalismo y también hay una actitud de indiferencia de quienes conducen el partido hacia el gobierno”, aseguró el Presidente de la Convención Nacional de la UCR al dar cuenta de la visión que tiene del radicalismo en la escena política del país.

Algunos sectores de la coalición oficialista evalúan, a instancias de la Casa Rosada, dejar atrás la forma de interbloque que adoptó en diciembre de 2015 y pasar a conformar un bloque único de legisladores, bajo el sello que triunfó en las urnas: Cambiemos. “No estoy de acuerdo con eso. El radicalismo no puede perder su identidad y no se puede diluir en otro partido. Somos dos partidos distintos, tenemos ideologías, principios, valores y tradiciones diferentes. El hecho de que un estado de necesidad nos haya llevado a formar una coalición electoral y luego una coalición parlamentaria no quiere decir que haya razones para suprimir la vida política del radicalismo”, enfatizó.

“El radicalismo tiene que tener vida propia, identidad propia y debe actuar con absoluta libertad y reafirmando sus ideas”, sostuvo, al tiempo que anunció que en la próxima reunión de la Convención Nacional, que será a fines de marzo o principios de abril, se va a hacer un análisis de la realidad del partido”.