La UCR despide a quien fuera el vicepresidente de la Nación Víctor Martinez, fallecido el 20 de noviembre pasado, el dirigente cordobés tenía 92 años; decretaron tres días de duelo en su provincia.

Fue intendente de Córdoba capital durante el gobierno de Arturo Illia, dirigente histórico de la línea Córdoba de la UCR y embajador en Perú durante el gobierno de la Alianza.

Esos casi seis años, en los que presidió el Senado y acompañó a Alfonsín en su gestión desde la vicepresidencia, fueron el pico más alto de una extensa trayectoria dentro del radicalismo.

Había nacido el 21 de noviembre de 1924. De profesión abogado, recibido en la Universidad Nacional de Córdoba, Martínez se dedicó al derecho minero y viajó por el mundo dando conferencias relacionadas con su especialización. Desde joven militó en el radicalismo cordobés y compartió espacios con líderes como Amadeo Sabatini, Eduardo César Angeloz, Arturo Illia y Conrado Storani, mientras reconocía el liderazgo nacional de Ricardo Balbín dentro del partido.

Fue senador provincial en 1962 y llegó a la intendencia de la ciudad de Córdoba entre 1963 y 1966, en coincidencia con la llegada de Illia a la Casa Rosada. Ambos mandatos fueron interrumpidos por el golpe militar de Juan Carlos Onganía, en junio de ese año. En 1973, Martínez fue candidato a gobernador de Córdoba y perdió las elecciones en segunda vuelta ante el justicialista Ricardo Obregón Cano.

Con el retorno de la democracia, el radicalismo empezó a pensar en una fórmula presidencial que aglutinara las distintas corrientes internas. Allí surgió la fórmula Alfonsín-Martínez, que respondió al acuerdo entre la provincia de Buenos Aires y Córdoba, y a la necesidad de equilibrio entre los sectores progresistas y conservadores dentro de la UCR.