El intendente Roberto Giubetich presidió ayer los actos por el Aniversario de la ciudad en los que se hicieron presentes diversas autoridades provinciales (la única ministro presente fue Claudia Martínez), concejales, diputados y representantes de las fuerzas vivas de la ciudad.
En su discurso y a modo de hacer un balance del año anunció lo que vendrá. El jefe comunal señaló, en el marco de los 132 años de vida de Río Gallegos, “a lo largo de estos años fuimos solucionado distintos problemas. Hoy nos encontramos ante nuevos desafíos”.
Recordando el crecimiento poblacional importante que tuvo la localidad en la época del 2000, el cual fue “sin planificación” y pasó que muchas personas se establecieron en zonas que no pertenecían al ejido urbano y eran zonas “no urbanizadas que después fueron incorporadas” a la ciudad.
Ese pase sin planificación hizo que, dijo Giubetich, esas barriadas “carecen de equipamiento urbano, servicios e infraestructura. Por caso, el 40% del territorio de la ciudad no cuenta con los servicios básicos, además en los últimos años no hubo una inversión en el mantenimiento de los espacios públicos. Hoy tenemos calles intransitables, veredas rotas y espacios verdes en mal estado, a lo que debemos sumar que gran parte de esos espacios se encuentran sucios”, reconoció el intendente, en lo que parecía ser hacerse eco del principal reclamo de los vecinos de Río Gallegos, la sensación de “dejadez” que sufre la capital santacruceña.
Pero de inmediato aclaró que “esta descripción de la realidad nos tiene que llevar a una reflexión: debemos recuperar el compromiso de cuidar lo nuestro, porque la ciudad es de todos. Desde el Municipio debemos liderar la solución a estos desafíos, planificar las obras necesarias y gestionar los recursos para su ejecución” agregó.
Ante lo cual enumeró las obras que darán inicio en breve, todas financiadas por el Gobierno Nacional y algunas por Administración; sostuvo que el 8 de enero se iniciará la obra del desagüe pluvial de la calle Sarmiento y en el transcurso del 2018 se va a licitar la obra del pluvial de calle Fitz Roy.
“Ya comenzamos la obra y puesta en valor del borde costero. Estamos llevando adelante la primera etapa del proyecto urbano integral sobre la Av. Crucero General Belgrano, que incluye la pavimentación de cuadras y la construcción de un Núcleo de Inclusión, que es un edificio de 2.200 mts. cuadrados, la construcción de 2 plazas secas, la desvinculación pluvio cloacal y la construcción de un pozo de bombeo. En su segunda etapa esta obra aspira a urbanizar el asentamiento Madres en Lucha y reubicar el asentamiento José Font ubicado en la zona de la Laguna de Marina” precisó.
También para los primeros días de enero, comenzará “la repavimentación de calles en la zona central y seguimos con la construcción de 250 viviendas. Terminamos el Gimnasio del San Benito que se va a inaugurar a fines de enero y firmaremos un convenio para realizar el estudio planialtimétrico de los nuevos barrios incorporados al ejido, que permita planificar el desarrollo de infraestructura, como cloacas, pluviales y pavimento” siguió detallando.
Giubetich anunció que se compró “una planta compactadora enfardadora de tratamiento de residuos sólidos urbanos que aspiramos poner en funcionamiento en los próximos 120 días, y así proceder a cerrar el basurero (actual)”.
Para todo lo que enumeró volvió a detallar el financiamiento que se logró por parte del Gobierno Nacional y  sostuvo que el trabajo más importante  “es lograr el compromiso de cada uno de nosotros con la ciudad. En tal sentido necesitamos recuperar el ser solidario que permita recomponer el tejido social, disminuir el grado de conflictividad que observamos en nuestras calles, lograr una ciudad más limpia y ordenada, teniendo en cuenta que una ciudad limpia no es la que más se limpia, sino la que menos se ensucia”.
En ese punto insistió: “vecinos, debemos tener la capacidad de valorar a encontrarnos buscando el diálogo y la convivencia. Debemos construir una ciudad basada en el consenso. Una ciudad cuyo objetivo sea brindar igualdad de oportunidad para todos sus habitantes”.
Finalmente sostuvo que “a pesar de las dificultades, juntos estamos construyendo una ciudad distinta, con un Municipio que cuida a su gente, que acompaña, escucha y dialoga. Siento orgullo al repasar lo que hemos logrado a lo largo de este año, a pesar de algunas fallas, pero más orgullo me da saber que lo estamos haciendo entre todos”.