Liliana Andrade, la candadita a vicegobernadora de Eduardo Costa, se refirió al nuevo incumplimiento del gobierno de Alicia Kirchner con los empleados municipales caletenses, al indicar “que juegan con las necesidades” y sostuvo que no se puede continuar más con la incertidumbre que el ejecutivo busca naturalizar.

Los santacruceños van a recuperar la normalidad a partir del 11 de agosto porque hay recursos para hacerlo, dijo , la compañera de fórmula de Eduardo Costa haciendo referencia al comienzo de una nueva medida de fuerza de los trabajadores municipales de Caleta Olivia por otro incumplimiento en el pago del aguinaldo y retraso de sueldos de los módulos más altos.

En este marco, la actual concejal sostuvo que en todos estos años “Alicia Kirchner buscó naturalizar el incumplimiento” y jugar con las necesidades salariales de los empleados estatales, en especial con “el sector municipal de Caleta Olivia, que nuevamente se sienten maltratados por una gobernadora y un gremialista” que apuestan, inentendiblemente, en darle continuidad a un modelo agotado y de atraso estructural.

Sobre la presunta visita de la Gobernadora a Caleta Olivia en un acto de su campaña junto a los candidatos de su espacio, Liliana Andrade apuntó: “Los Caletenses no debemos olvidar a qué viene Alicia”, tenemos muy presente que en su gobierno, sólo visitó nuestra ciudad dos veces, y dentro de un marco de hermetismo para que nadie se enterase.

Es la única gobernadora del país que hace política en un escritorio, por eso, estoy segura, que los santacruceños vamos a elegir otro rumbo, ligado a la “cercanía y a la expresión de un líder que tenga una visión de desarrollo” para una provincia que está gobernada por 30 años de postergación, en un contexto de riquezas y recursos mal administrados.

No hay nada más perverso que un político jugando con las necesidades de la gente, Alicia piensa que esto es un juego, que está en una obra de teatro y que ella encarna el papel de “salvadora”, que viene con el dinero que le pertenece a la propia gente y que lo entregará en cuentagotas buscando la pleitesía de los caletenses. Pero nosotros no somos títeres y sabemos cuál es la verdad.