Río Turbio
El precandidato a diputado nacional de NSC remarcó que el 11 de agosto los santacruceños optarán por Eduardo Costa para poner punto final a la corrupción y al saqueo que caracterizó a Kirchnerismo y dar paso a una Nueva Santa Cruz ligada a la producción y al trabajo.
El precandidato a diputado nacional de Juntos por el Cambio Omar Zeidán vaticinó que el 11 de agosto los santacruceños elegirán como gobernador a Eduardo Costa, poniendo final a décadas de corrupción y saqueo del Estado que caracterizaron al kirchnerismo y empobrecieron a toda la ciudadanía y a la provincia.
Las declaraciones fueron hechas durante un multitudinario acto que se realizó anoche en Río Turbio encabezado por Costa y Zeidán junto a los candidatos a diputados provinciales y a diputados por pueblo de Nueva Santa Cruz.
Zeidán remarcó que ese espacio reúne a dirigentes de diferentes fuerzas políticas, incluidos radicales y peronistas, unidos por su decisión de “defender a Santa Cruz”, por sus coincidencias éticas y por compartir su visión garantizar la igualdad de oportunidades a todos los habitantes de la provincia.

Interventor
En relación a su tarea como Interventor de YCRT sostuvo que “ésta empresa tiene que salir adelante, por el trabajo de sus mineros y sus agentes, por la explotación continua como lo venimos haciendo, por las 30 mil toneladas de carbón que mandamos a Punta Loyola por mes, y no 30 mil toneladas al año como en 2015”. “Tenemos que vivir bien, pero porque sacamos el carbón, porque producimos, porque generamos energía, no porque estamos mirando a la capital federal para que los argentinos nos manden plata para que muy pocos vivan bien y el resto no les importe”, sostuvo el precandidato macrista.
También cargó contra la dirigencia sindical y planteó que “por qué les va a importar a los gremios la gente del norte, si no les importa ni siquiera el vecino que tienen en frente de su casa , ni la 591, la educación, los policías, los trabajadores de la salud? a ellos no les importa que ganen mal”
Además salió al cruce de los argumentos de algunos dirigentes gremiales y sostuvo que “cuando hablan de 500 despedidos es falso, es mentira. Hubo 500 retiros voluntarios, lo tuvimos que hacer para mantener a está empresa viva y abierta, porque la década ganada nos fundió”.
Recordó, apuntando a dirigentes oficialistas y gremiales, que “los que hoy nos critican no dieron 500 retiros voluntarios, dieron 1.700, pero para darle la empresa a Sergio Taselli, a los corruptos y no, precisamente, para que sea de los rioturbienses, los santacruceños y los argentinos como lo es hoy”.

Cambio
Zeidán reconoció que el camino del cambio “es difícil, la Argentina no está atravesando un buen momento, pero hay que salir de esta lógica de creer que los millones de argentinos nos tienen que subsidiar porque vivimos en el traste del mundo”. Y enfatizó que “los trabajadores han demostrado que se pueden sacar 30 mil toneladas de carbón por mes, que pueden ir dos trenes por día a Río Gallegos, que podemos generar energía y vendérsela a la comunidad al 35 por ciento más barata”.
En relación a un minúsculo grupo que se manifestó quemando neumáticos, amenazando e insultando a la gente que llegaba a participar del acto Zeidán sostuvo que “tenemos que terminar con estas presiones que no nos llevan a ningún lado, con las viejas prácticas políticas y los actos de violencia, de aquellos que no pueden manifestarse con las palabras, la discusión franca y las propuestas. Esos, son lo que usan la violencia que es la expresión de los brutos”.
“A nosotros sí nos tocan el bombo por 500 retiros voluntarios, pero nadie le tocaba el bombo a Julio De Vido o a Baratta cuando se llevaban en bolsos esa plata que está faltando en los colegios, en la policía, en los hospitales y en la infraestructura urbana para llegar con cloacas, con agua, con gas. Es la plata que les está faltando a las comunidades de Santa Cruz para que se viva dignamente”, sostuvo evidenciando las contradicciones de gremialistas alineados con el kirchnerismo.
“Las cosas hay que decirlas y necesitamos una clase política, que no importa que sean radicales o peronistas, sino que compartan los valores del trabajo y de la igualdad de oportunidades. Eso es lo que queremos para Santa Cruz”, resaltó.

Saqueos
“Les pedimos que el 11 de agosto piensen en qué provincia quieren vivir, la provincia que está agotada de la función pública, que la han fundido, que no solamente la han saqueado y robado, sino que se han quedado sin ideas, sin imaginación y sobre todo, se han quedado con la sensación de que son los dueños del Estado y eso es lo peor que nos puede pasar”, señaló dirigiéndose al electorado santacruceño.
“Después tenemos la provincia que soñamos, ligada a la producción, a la mano de obra de calidad. No tenemos otro destino que no sea ese”, señaló. Refirió que actualmente “en el Macizo del Deseado tenemos 6 ó 7 áreas mineras explotando y podríamos tener no menos de 20 ó 23 áreas mineras. Con conocimiento les digo que del 100 por ciento de la venta de ese material que se extrae el 70 por ciento va a salarios, salarios de calidad, a los proveedores de servicios”.
Apuntando al régimen kirchnerista aseguró que “quieren concentrar el dinero y la suma del poder público para digitar nuestro futuro”.
“Les pido de corazón que hagamos un esfuerzo, porque nosotros soñamos con una Nueva Santa Cruz , pero también tenemos la obligación por nuestros hijos, por nuestros abuelos y por los más vulnerables de poder salir adelante, porque sino no vamos a tener destino”, sostuvo Zeidán.
“Sabemos lo que la gente necesita, hemos comprendido lo que Santa Cruz necesita para salir adelante, por eso lo acompaño a Eduardo Costa hace más de 12 años en este proyecto, donde recorrió más de 600 mil kilómetros y hemos entrado en más de 20 mil hogares; eso es saber y entender lo que está necesitando la ciudadanía de Santa Cruz. A partir del 11 de agosto viene una Nueva Santa Cruz; ya estamos en marcha y vamos a ganarle a la corrupción y a los que han dejado la provincia en el abandono”, cerró el precandidato a diputado nacional.